Antes de que sea demasiado tarde

Sep 30, 2021 | ◉ Puntos de Vista

Cuando se nos presenta un problema, ¿nos damos un tiempo para reflexionar, no?

Bueno, pues, algo similar debería hacer la oposición. El problema viene porque, con absoluta necedad, algunos sectores se rehúsan a darse ese tiempo para reflexionar y ver cuáles son los problemas que tienen y qué deben de hacer para solucionarlos.

Vamos por partes. Ante un Gobierno que se pinta como caótico, impredecible, improvisado, poco preparado, y que pretende disolver el Congreso (tal y como anunció Bellido anoche) ¿cómo debería actuar nuestra oposición? Acá daremos algunas propuestas.

 

Olvidarse de las posiciones extremas.

Se necesita la unidad de las fuerzas opositoras para hacerle frente a posibles embates que quiera realizar el Gobierno. Manteniendo posiciones extremistas, reuniéndose con xenófobos o fascistas, insultando a la oposición racional, ¿creen que van a conseguir esa unidad que necesitan? ¿O creen que no es necesario lograr cohesión sobre temas básicos? ¿Seguirán la misma estrategia de la campaña fujimorista de segunda vuelta y post elecciones? Vamos, ¡aprendan la lección!

Dejar el escepticismo y la candidez.

Como comentamos en un post anterior (ver aquí ), un sector sigue manteniendo viva la esperanza de un “cambio” de Pedro Castillo. Algunos creen que el presidente no es quien los hechos demuestran que es, y que lo que vemos ahora es solamente fruto de las malas influencias que lo acompañan. Creemos que es momento de aceptar la realidad y reconocer que los actos son los que definen a las personas, y una vez que admitamos la magnitud del problema recién podremos consensuar sobre cómo alcanzar la solución del mismo.

Les han dicho que van a presentar una Cuestión de Confianza por un ministro con denuncias por vínculos con el terrorismo, les han demostrado que los quieren disolver. Ante eso, se reúnen con Castillo y éste les dice que eso no está en agenda, ¿pueden irse tranquilos cantando “La Vaca Lola”? No. Sería de una candidez infantil a estas alturas, cuando la “palabra de maestro” del Presidente se encuentra absolutamente devaluada y hay fuentes que indican que la propuesta habría salido de él mismo. Deben de saber que es muy probable que presenten la Cuestión de Confianza, por lo que lo mínimo que se les pide es que estén preparados y organizados para ese escenario. Mínimo.

Pensar antes de hacer.

Vamos, no debería ser tan difícil. Antes de responder a algún ataque, o a alguna política que consideran contraproducente, organícense. No deberían andar sacando leyes inconstitucionales para defenderse, ni tampoco sacando planillones de firmas que pueden resultar contraproducentes (ver nota aquí ). Sería bueno que cuenten con asesores que manejen bien los temas que vayan a tocar. Si se lanzan a hacer cualquier acción errada, ¿cómo pretender criticar al Ejecutivo por lo mismo?

Sean consecuentes.

Si critican al Ejecutivo por malas designaciones, no pongan a José Luna en la Comisión de Defensa al Consumidor, no pongan a Aguinaga en la Comisión de Salud. Si critican las malas juntas de Perú Libre, no saquen acuerdos con la gente de Vox. Si creen que éste es un mal Gobierno, no lo critiquen gritando que hubo fraude electoral, dejen de soltar comentarios clasistas y racistas para criticar la vestimenta de la pareja presidencial.

Ayer, han aprobado que la comisión que lidera Aguinaga (sí, el que estuvo metido en el escándalo de Vacunagate con su esposa. ¡Él!) investigue las compras y gestiones realizadas durante el Estado de Emergencia.

 

Si siguen sin entender eso, todo lo que digan o hagan después no generará consenso. Y estarán colaborando con su propia disolución.

¿Es difícil lo que proponemos? Sí. Probablemente. Pero, por como expresan sus miedos, pareciera que temen convertirse en Venezuela, ¿no? Bueno, ya tienen a un Gobierno que simpatiza con Maduro, ¿quieren imitar a la oposición de ese país? Si no quieren, empiecen a reflexionar y cambiar. Pónganse firmes antes de que sea demasiado tarde. El Ejecutivo está jugando un ajedrez peligroso y no actúa con inocencia, no dan puntada sin hilo. No los queremos ver colaborando con la disolución del Congreso.

Es un consejo, nomás.

 

Foto: César Campos / Grupo El Comercio

Más para leer

No hay coronas

No hay coronas

Resulta imperativo ser responsable y exigir investigaciones transparentes para saber por fin la verdad, caiga quien caiga.

La Señora Lunes

La Señora Lunes

“¿A qué mente brillante se le puede ocurrir que sería una buena idea poner a la presidente tirando caramelos como si fuera una piñata?”

Un pequeño PASO para las cúpulas

Un pequeño PASO para las cúpulas

“¿Por qué creemos que lo aprobado por el Congreso es nocivo para la democracia? Lo explicaremos en términos simples”