Proyecto Boomerang

Sep 28, 2021 | ◉ Puntos de Vista

Hace unos meses un grupo de ciudadanos, liderados por el abogado Lucas Ghersi, se encuentra recolectando firmas para que se modifique el artículo 206 de la Constitución y se ponga de manera explícita que ésta no se pueda modificar a través de una Asamblea Constituyente. De esta manera, mucha gente anda firmando los planillones para que se pueda presentar dicho proyecto de ley ante el Congreso, pretendiendo frenar los impulsos que tendría el oficialismo de crear dicho poder constituyente. Sin embargo, ¿sirve de algo esa propuesta?

 

Como bien sabemos, toda reforma constitucional necesariamente debe de pasar por el Congreso. Es así como está citado en el mismo artículo 206. La exigencia para que se apruebe dicho cambio por vía ordinaria es que se vote en el Congreso con mayoría simple y sea ratificada en referéndum (tal como aprobamos las reformas que presentó el Ejecutivo de Vizcarra, ¿se acuerdan?). Otra vía, la extraordinaria, es que dicha reforma constitucional se apruebe en el Parlamento con dos votaciones – en legislaturas diferentes – de mayoría calificada (87 votos).

 

La primera pregunta que surge ante la iniciativa de Ghersi es, ¿para qué se están recolectando firmas? Pues es para que ese proyecto de ley – que pone un candado a las aspiraciones de Cerrón y compañía – se discuta en el Congreso. ¿Es necesario que se recolecten firmas para eso? No. Tranquilamente una bancada podría hacer suya la propuesta, y simplemente presentarla. ¿Qué nos estamos “ahorrando” con esa recolección de firmas? Nada.

 

Seguramente muchos dirán “bueno pues, pero con planillones firmados por miles de peruanos estaríamos mandándole un mensaje político claro al Ejecutivo”. Esa lógica de pensamiento puede ser válida, pero, ¿se han puesto a pensar que podría ser un boomerang que les impacte de regreso?

 

Me explico. En este momento, por vía constitucional, la propuesta de convocar a una Asamblea Constituyente es inviable. Para que Cerrón y compañía lo logren, tienen que pasar su proyecto de ley por el Congreso. ¿Tienen los votos? No. No los tienen ni en la Comisión de Constitución. Tranquilamente pueden presentarlo, y luego ser enviado directamente al archivo. ¿Entonces? El miedo radica en que, a pesar de que efectivamente no hay viabilidad de que los deseos de Perú Libre se hagan realidad siguiendo los cauces constitucionales, muchos temen que en un país con instituciones débiles e “interpretaciones auténticas” se busque una vía que no respete la legalidad y que nos imponga una Asamblea Constituyente. Efectivamente, en nuestro país no resulta ser un escenario descabellado de imaginar.

 

¿Y el boomerang que les comentaba? Les pongo un escenario. Digamos que la propuesta de Ghersi llega a debatirse en el Congreso, con planillones con miles de firmas. Digamos que el número es tan grande que llega a las primeras planas de los diarios y que todo el mundo se abraza y festeja. ¿Cuál es el siguiente paso? Pues el Congreso lo discute. Listo, ya estamos en el Pleno y se aprueba. ¿Con cuántos votos creen que se va a aprobar? ¿Con 87? Con la actual composición del Congreso diría que es casi imposible. Hagan sus matemáticas, no nos crean a nosotros. ¿Entonces? ¿qué pasaría? Pues es simple, se aprueba y pasa a referéndum. Es decir, iríamos a elecciones para decidir si se aprueba o no la propuesta de poner un candado más a la Constitución. Todos festejan y brindan con pisco.

 

Si se está recogiendo firmas solo para dar un mensaje político, y se está pretendiendo poner un candado innecesario a la Constitución por miedo a que el Gobierno se salga de la legalidad para convocar una Asamblea Constituyente, ¿no tienen miedo de ir a un referéndum en medio de un Gobierno que creen capaz de escaparse del marco constitucional? ¿Cómo creen que el Gobierno leería el resultado de un referéndum que rechace la propuesta de Ghersi? ¿Es un riesgo que quieren tomar? Porque, vamos, ¿ustedes creen que el Gobierno no usará toda su maquinaria para lograr que gane el “NO”? Entonces, si resultara que ganara el “NO”, ¿cuál creen que será la narrativa del Ejecutivo?

 

Con esto queremos decir que, por más bien intencionada que pueda ser la iniciativa, ésta puede ser contraproducente para los intereses que se buscan obtener. De perder en dicho referéndum – cosa que consideramos muy posible fuera de la burbuja limeña – se abrirá una caja de Pandora y el resultado sería muy difícil de contener. En ese momento ese proyecto absolutamente innecesario podría lograr lo que pretendía evitar: crear un momento constituyente.

 

¿Qué se tiene que hacer? Exigir el respeto del artículo 206 de la Constitución. También se necesitan estrategas opositores racionales que no se cieguen con taras ideológicas y que sean capaces de analizar el panorama completo. Lo otro – que es seguirle el juego a Cerrón y compañía – puede terminar en un triste “ir por lana y salir trasquilado“. Ojo con eso.

 

 

Foto tomada de https://www.expreso.com.pe/actualidad/lucas-ghersi-tras-accidente-en-chota-nada-como-para-detener-nuestra-cruzada-democratica/

Más para leer

No hay coronas

No hay coronas

Resulta imperativo ser responsable y exigir investigaciones transparentes para saber por fin la verdad, caiga quien caiga.

La Señora Lunes

La Señora Lunes

“¿A qué mente brillante se le puede ocurrir que sería una buena idea poner a la presidente tirando caramelos como si fuera una piñata?”

Un pequeño PASO para las cúpulas

Un pequeño PASO para las cúpulas

“¿Por qué creemos que lo aprobado por el Congreso es nocivo para la democracia? Lo explicaremos en términos simples”