Una necesidad urgente

Abr 18, 2023 | ❖ Punto de Inflexión

Por Martín Hernández Berrocal

El último viernes, un sereno en Surco fue víctima de un acto delincuencial. Al querer impedir un robo, recibió un disparo a la altura de la cabeza. A pesar de haber sido atendido oportunamente para intentar salvarle la vida, lamentablemente falleció la mañana del último domingo.

Al momento de ocurrido el acto delictivo, el alcalde de Surco, Carlos Bruce, junto con otros alcaldes distritales, pusieron en bandeja una cuestión que vale la pena analizar: ¿Los serenos deberían tener armas no letales?

Yo creo que sí.

En primer lugar, son ellos quienes están en la primera línea de acción. Cuando sucede algún acto, es el cuerpo de serenos quien aparece en primer lugar para contener la situación. Aun cuando lo acontecido no supone un daño inminente a la integridad de la ciudadanía, los que se aseguran de que se mantenga un orden son justamente los serenazgos. Entonces, es lógico pensar que cuando suceda un asalto o algún otro crimen, no solamente ellos llegarán primero a la escena, sino que tendrán más chances de perseguir a los delincuentes y, en un trabajo conjunto con la policía, elaborar un plan para aprehenderlos.

En segundo lugar, y en concordancia con el punto anterior, no todos los distritos cuentan con un sistema de patrullaje integrado (sereno + policía en un vehículo). Si bien las funciones propias de un serenazgo están delimitadas por la Ley N° 31297 (que pueden revisar aquí), es innegable pensar que ellos también pueden colaborar con el orden público en el lapso que llega el efectivo policial. Y es justamente esa brecha de tiempo lo que termina por definir el destino de una persona.

En tercer lugar, lo que se propone es incorporar como reglamento de trabajo de los serenazgos, el uso de armas no letales. Es decir, los equipamientos, según los recursos de cada municipalidad, incluyen: grilletes de seguridad, bastón tonfa, aerosoles de pimienta y chalecos antibalas, todos para el cumplimiento de sus funciones. Evidentemente los procesos de capacitación sobre el uso de aquellas armas estarían bajo supervisión de la Policía Nacional del Perú y las Fuerzas Armadas.

En cuarto lugar, estamos ante una creciente ola de inseguridad ciudadana. Y aquí el principio de proporcionalidad no podría aplicarse, ya que lo que está en juego no es solamente la vida cuyo trabajo es proteger a la comunidad, sino que los ciudadanos mismos son potenciales víctimas.

Necesitamos que quienes nos cuidan en nuestro día a día también cuenten con herramientas necesarias para defender lo más preciado de la sociedad: sus individuos.

 

Imagen: Fuente MML. Tomada de https://elcomercio.pe/peru/congreso-de-la-republica-autoriza-uso-de-armas-no-letales-a-serenazgo-seguridad-ciudadana-delincuencia-robo-noticia/

Más para leer

No hay coronas

No hay coronas

Resulta imperativo ser responsable y exigir investigaciones transparentes para saber por fin la verdad, caiga quien caiga.

La Señora Lunes

La Señora Lunes

“¿A qué mente brillante se le puede ocurrir que sería una buena idea poner a la presidente tirando caramelos como si fuera una piñata?”

Un pequeño PASO para las cúpulas

Un pequeño PASO para las cúpulas

“¿Por qué creemos que lo aprobado por el Congreso es nocivo para la democracia? Lo explicaremos en términos simples”