Sin control alguno

Feb 25, 2023 | ◉ Puntos de Vista

Por Ricardo Gálvez del Bosque

Este jueves, el Tribunal Constitucional (TC) abrió una caja de pandora que será difícil de cerrar. Y es que, según su comunicado de prensa (aún no está publicada la sentencia completa), le habrían dado la razón al Congreso en su demanda competencial sobre los siguientes puntos:

    1. “Declara nulas las resoluciones emitidas en el proceso de amparo que impedían seguir el procedimiento de designación del Defensor del Pueblo.”
    2. Declara nulas las resoluciones emitidas en el proceso de amparo que impedían la realización de investigaciones parlamentarias sobre asuntos de interés público.”
    3. Declara “fundada la demanda competencial planteada por el Congreso de la República contra el Poder Judicial” sobre el caso SUNEDU.
    4. Hace “de conocimiento de la Junta Nacional de Justicia la sentencia, a fin de que proceda conforme a sus atribuciones –investigar y sancionar con destitución– sobre el comportamiento funcional de los jueces que han concedido amparos y medidas cautelares sobre las competencias políticas exclusivas del Congreso de la República.”
    5. Exhorta a “reformar el artículo 99° de la Constitución Política, así como a reformar su reglamento, para incorporar a los miembros del JNE, el jefe de la ONPE y el jefe del Reniec.

En simple, el Poder Judicial queda atado de manos en cualquier iniciativa que pretenda ejercer control constitucional sobre el accionar del Congreso. Es decir, sobre el Parlamento no habría, como en cualquier democracia, ningún mecanismo de control ni contrapeso. Súper poderosos.

Pero van más allá, aún. La resolución pediría que se sancionen a los jueces que otorgaron medidas de amparo y cautelares contra el abuso del Congreso. Y, por si fuera poco, le dan autorización al Parlamento para que puedan ejercer control político sobre los miembros de organismos electorales independientes y autónomos. Es decir, podrían terminar subordinándose al poder político de turno (que en este momento cree controlar la derecha radical).

Con esta sentencia, se formalizaría y autorizaría el abuso de poder del Congreso, se eliminarían los pesos y contrapesos fundamentales para el funcionamiento de cualquier democracia. Ni el Poder Judicial ni el Poder Ejecutivo podrán ser contrapeso al poder que ostenta el Parlamento.

Y es que, en la práctica, no se puede hacer cuestión de confianza sobre casi ninguna materia. Es materialmente imposible, y hasta pueden ser descartadas de plano por la Mesa Directiva del Congreso. Por tanto, es inalcanzable disolverlos constitucionalmente. Además, este TC ya les otorgó a los congresistas iniciativa de gasto. Tampoco se puede vetar una ley, observarla es un saludo a la bandera. Y, por último, se acaban de convertir en el único poder inmune a resoluciones judiciales.

Si a este escenario le sumamos la crisis del sistema de partidos políticos, la fragmentación de los votos, la existencia de bancadas atomizadas y supeditadas a intereses particulares, ¿podemos pensar que se puede mantener la democracia? No. Con estos ingredientes garantizas la corrupción, el mercantilismo, la supremacía de los intereses particulares.

Hoy, en sectores de derecha embriagados por el poder, festejan. Se ha creado un super poder que no responderá a nadie, sobre el cual no se podrá realizar ningún control, que no tendrá ni un solo contrapeso. No se han puesto a pensar qué pasaría con sus intereses si es que el próximo Congreso es tomado por la izquierda. Ironías de la vida, han creado las herramientas precisas para que, hasta lleguen a tomar los organismos electorales. ¡Como en Venezuela!

¿Qué harán ahí cuando estén cerradas las vías de control constitucional de los tribunales? ¿Lamentarse? ¿O creen que jamás perderán electoralmente?

Hemos construido, pasito a pasito, el terreno perfecto para que un caudillo autoritario logre hacerse del poder en el futuro cercano. Recuerden este momento cuando lleguemos a esa situación, recuerden quienes aplaudieron, recuerden quiénes institucionalizaron el abuso de poder.

Esta semana se inició el principio del fin. Advertidos estamos.

 

Imagen tomada de https://www.tc.gob.pe/institucional/notas-de-prensa/nuevo-pleno-del-tribunal-constitucional-fue-presentado-ante-autoridades/

Autor

  • Ricardo Gálvez

    Es Administrador de la Universidad de Lima y Magíster en Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la PUCP. Ha trabajado en empresas del Sector Financiero, Seguros y Venta Directa en las áreas de Marketing, Planeamiento Comercial y Compras. Realizó su Tesis de Maestría investigando el comportamiento de los parlamentarios ante las reformas de financiamiento político. “Punto Medio” es el espacio donde vierte sus opiniones, comparte su análisis político y nos da a conocer sus puntos de vista y conocimientos sobre esta pasión que siempre lo acompañó desde joven.

Más para leer

¿Cómo se cubre un delito?

¿Cómo se cubre un delito?

Los torpes, los que se hacen a los tontos, los del código mafioso, los preocupados por la economía y los maquiavélicos.

Tiro de gracia a la fiscal Benavides

Tiro de gracia a la fiscal Benavides

“A estas alturas es inadmisible que la más alta autoridad de la entidad fiscal esté implicada en actos de plena corrupción”