Viraje temático de las marchas sociopolíticas

Nov 21, 2022 | ❖ Punto de Inflexión

Por Gabriel Moreno Alcántara

 Todas las perspectivas macroeconómicas de especialistas y entidades afines a la materia pronostican y estiman que el año 2023 será muy delicado si seguimos con la misma coyuntura que vive el país. Ya el BCRP ha reducido la tasa de crecimiento país para lo que resta del 2022, mientras que se conoce que la tasa de crecimiento 2022 vs. 2023 en inversión privada será casi 0%; es decir, los capitales se mantendrían tal y como están actualmente, o que el retiro de algunas inversiones se verán compensadas tas con tas con el ingreso de nuevas. Este pronóstico es muy delicado puesto que no permitiría al país seguir creciendo aún a pesar de la crisis externa e interna. Dicho todo esto, si el panorama económico para el año próximo no pinta nada bien, ¿seguiremos manteniendo el nivel de tensión actual?

En reiteradas publicaciones de Punto Medio hemos explicado cómo está actualmente el entrampamiento de la correlación de fuerzas en el Congreso, realidad que impide tomar decisiones en contra del presidente Castillo (sean estas avaladas por la mayoría del país o no). Lógicamente, mientras no logre resolverse esta cuestión, la sociedad no puede quedarse muda ni de brazos cruzados dado que la inflación y la escasez de productos no perdona. Las marchas sociales y/o políticas son siempre bienvenidas y, claro está, avaladas constitucionalmente. Sin embargo, ¿están estas yendo por el lado correcto? Los grupos de más férrea oposición al régimen político al mando del Ejecutivo han organizado decenas de marchas desde abril del 2021, incluso. ¿Los motivos? Diversos…el refrito del fraude, el temor al “comunismo”, los vínculos con el terrorismo de algunos exministros, la crisis de corrupción, etc. Aun a pesar que logran convocarse, algo está fallando en ellas: no convocan masas de personas ni tampoco llegan a sacudir los cimientos del Ejecutivo como para reflexionar sobre su línea de gobierno.

Sabemos qué partidos políticos y personalidades son los que actualmente convocan y lideran las marchas y hemos visto y analizado ya los balances una vez que culminan. Es más, ayer 20 de noviembre había otra marcha que convocaron los grupos en contra del gobierno y vaya que esta sí pasó sumamente desapercibida, bajo mi óptica e información. La gente comienza a aburrirse de asistir o ver que no se tornan más masivas o que obtienen pequeños logros o avances…todo se mantiene casi igual. Entonces, ¿no cabría pensar que los gritos de “¡Fuera Castillo!” están ya desgastados y toca analizar un cambio de enfoque?

Un muy interesante enfoque sería cambiar de fachada y de arengas a las marchas sociopolíticas. Sé que no es sexy o tan popular, pero virar el tema de estas manifestaciones a un eje como estos: “¡Reformas constitucionales YA!” y “Adelanto de elecciones y bicameralidad, ¡una necesidad!”. Obteniendo reformas como un correcto ajuste a la Cuestión de Confianza, a la vacancia, a las investigaciones a un presidente en funciones, a la bicameralidad e incluso un adelanto de elecciones generales consensuado, sería mucho más viable una transición democrática a la situación que vivimos en el quinquenio actual. No olvidemos que arengar por urgentes modificaciones constitucionales conlleva de trasfondo retirar al presidente Pedro Castillo del cargo, pero también al actual Congreso. ¿Por qué no lo ven así? Tocaría ir reflexionando al respecto.

Finalmente, no puedo dejar de mencionar que si seguimos con los actuales personajes como cabezas de las marchas, tampoco se lograrán resultados, ¡están ya desgastados! En contraparte, partidos en formación, movimientos sociopolíticos de centro y hasta organizaciones civiles muy honrosas y fuertes en ideales de derecho constitucional como la Coalición Ciudadana o la Propuesta Ciudadana podrían ser buenos proponentes de una marcha más fresca de personas, pero incluso más rica en contenido legal y viable, aun a pesar que no sea de resultados inmediatos. Espero sinceramente que pueda darse algo así. Mientras tanto, Castillo ha sabido capitalizar el entrampamiento desde varios flancos, puesto que sigue firme viajando por todo el país inaugurando escuelas y hospitales, a la par de celebrando reuniones con pueblos del ande y la selva, así como niños de diversas etnias, por lo que podemos concluir que sus réditos en provincia están en firme ascenso, ojo.

 

Imagen: ERNESTO BENAVIDES (AFP). Tomada de https://elpais.com/internacional/2022-11-13/la-crisis-politica-calienta-la-calle-en-peru.html

Autor

  • Gabriel Moreno Alcántara

    MBA por la Universidad Politécnica de Madrid y licenciado en Administración por la UPC. Experiencia laboral en logística y comercio exterior en empresas del sector privado. Militante del Partido del Buen Gobierno (PBG). De convicciones políticas democráticas y liberales, con especial enfoque en derechos humanos, medio ambiente, comercio justo y defensa de un sistema educativo de calidad. Desde hace más de 7 años, comentando sobre política desde mi espacio en Twitter: @GaboooTM.

Más para leer

Tiro de gracia a la fiscal Benavides

Tiro de gracia a la fiscal Benavides

“A estas alturas es inadmisible que la más alta autoridad de la entidad fiscal esté implicada en actos de plena corrupción”

Saqueadores

Saqueadores

“Estamos generando las condiciones perfectas para que el 2026 terminemos atrapados en un autoritarismo del que no podremos salir”