Prisiones preventivas

Ago 30, 2022 | ◉ Puntos de Vista

Por Ricardo Gálvez del Bosque

Desde hace varios años, las solicitudes de prisiones preventivas han dejado de ser la excepción para convertirse en la regla. En un país ansioso por ver a los corruptos pagando penas, dichas audiencias parecieran atraer a un público entusiasta que las observa como si éstas fueran condenas anticipadas. Y no lo son. Resulta difícil explicarles a ciudadanos alejados del mundo del derecho que, si bien están viendo una audiencia con juez-fiscal-acusado, lo que están observando no es un juicio.

Cada caso es diferente, y debe ser observado desde ópticas distintas. El caso Humala-Heredia debió haber encendido las alarmas sobre el abuso de esa medida excepcional. Investigados por haber recibido aportes ilícitos de campaña cuando esto no era delito aún, ambos personajes terminaron en prisión varios meses. Para ese entonces, la platea aplaudió. La antipatía que generaban dichos personajes hizo que muchos se cegaran ante el uso excesivo de una medida tan grave como lo es privar de la libertad a un individuo sin sentencia condenatoria.

Meses después, la misma medida fue aplicada contra el grupo que festejó el encierro de los Humala, cuando metieron presa a Keiko Fujimori y sus allegados por un caso de origen similar. La diferencia entre un caso y el otro fueron las acciones que cometieron los fujimoristas para intentar obstaculizar la acción de la justicia. Existieron denuncias de amedrantamiento, ocultamiento de pruebas, quema de documentos, y eso facilitó la decisión del juez. Ambos casos siguen su proceso en el sistema judicial, lejos de llegar a una sentencia condenatoria.

Otro caso similar (recepción de aportes de campaña ilícitos) es el del PPC. En ese caso, nadie terminó en la cárcel. Apenas la Fiscalía denunció aportes de Odebrecht, la actitud de Lourdes Flores y la gente que la acompañó fue diametralmente diferente a la de los Humala y los Fujimori. Básicamente, su estrategia legal fue la de un “sí, hemos recibido dinero de privados en campaña. No solo de ellos, sino de muchos otros más. En ese momento eran faltas administrativas. Por otro lado, no había forma de presumir que dichos aportes provinieran de dinero ilícito. Sin obstaculizar la labor de la justicia ni cometer acciones que demostraran algún nivel de peligro procesal, la cosa quedó ahí.

El caso de Luciana León, que tanto se han empeñado en resaltar los defensores de Castillo estos últimos días, es diferente. Las pruebas son contundentes, el caso pareciera ser redondo. Sin embargo, la justicia está con las manos atadas debido a que – como los delitos que habría cometido fueron en el ejercicio de su función como parlamentaria – el Congreso aún no permite que se le encause judicialmente. En este caso, es responsabilidad exclusiva del Congreso que la señora León siga caminando en la calle, feliz de la vida. ¿Ustedes han escuchado que algún parlamentario de la izquierda o de Perú Libre esté realizando acciones para acelerar el caso? No, ¿no? ¿Entonces? ¿Qué tanto nos recuerdan algo que es responsabilidad de ellos mismos?

El grave problema de Yenifer Paredes es que, además de existir suficientes elementos probatorios que la sindican como miembro de una organización criminal (sellos, visitas, testimonios, videos, llamadas, reuniones), la Fiscalía ha demostrado varias acciones de su defensa y entorno en aras de entorpecer la labor de la justicia. Además de las evidentes y probadas intenciones del Gobierno de su padre putativo de desarticular el equipo policial que la investiga (¡vamos! ¡Qué descaro!), está su desaparición de Palacio, el borrado de las cámaras de seguridad, las amenazas a los policías que la resguardan e investigan.

Lamentablemente, Pedro Castillo ha colaborado eficientemente en lograr que se le imponga prisión preventiva a su hija putativa. Todo apunta a que la señorita era parte de la organización criminal que lideraría su padre; sin embargo, Castillo parece no tener ningún problema en dejar que su hija termine en la cárcel. ¿Cómo así? Es que, en vez de colaborar con la justicia, realiza múltiples acciones para entorpecer la labor de los grupos que lo investigan y encima no aclara – en ningún foro – ninguna de las denuncias que recaen sobre él y su entorno.

¿Qué esperaba?

 

Imagen: Composición Punto Medio. Humala Heredia: EFE tomada de https://elcomercio.pe/politica/claves-prision-preventiva-ollanta-humala-nadine-heredia-noticia-481704-noticia/ . Keiko Fujimori tomada de https://exitosanoticias.pe/v1/en-vivo-poder-judicial-resuelve-pedido-de-prision-preventiva-contra-keiko-fujimori/ . Lourdes Flores: GEC tomada de https://gestion.pe/peru/politica/lourdes-flores-sobre-codinomes-posiblemente-este-identificada-noticia/ . Luciana León tomada de https://agendapais.com/actualidad/luciana-leon-manana-se-evalua-pedido-de-impedimento-de-salida-del-pais/ . Yenifer Paredes: Fuente EP. Crédito EP tomada de https://elpopular.pe/actualidad/2022/08/10/yenifer-paredes-se-entrego-fiscalia-segun-informo-su-abogado-144571

Más para leer

No hay coronas

No hay coronas

Resulta imperativo ser responsable y exigir investigaciones transparentes para saber por fin la verdad, caiga quien caiga.

La Señora Lunes

La Señora Lunes

“¿A qué mente brillante se le puede ocurrir que sería una buena idea poner a la presidente tirando caramelos como si fuera una piñata?”

Un pequeño PASO para las cúpulas

Un pequeño PASO para las cúpulas

“¿Por qué creemos que lo aprobado por el Congreso es nocivo para la democracia? Lo explicaremos en términos simples”