No hay democracia con delincuentes en el poder

Ago 25, 2022 | ◉ Puntos de Vista

Por Ricardo Gálvez del Bosque

En diversas oportunidades, desde este espacio, hemos señalado que urge que se debata una reforma política integral. Para muchos, el tema suena bastante gaseoso, poco práctico, con pocas implicancias en nuestra vida diaria. Nada más alejado de la verdad.

Entre algunos de los vacíos que tiene nuestra Constitución se encuentra la vacancia presidencial. El artículo 117 de la Carta Magna, actualmente, blinda al Presidente y le otorga una inmunidad bastante alta y difícil de levantar. Es por eso que no se le puede acusar salvo por delitos o infracciones específicas.

La Constitución no fue diseñada pensando que un líder de una organización criminal pudiera hacerse de la Presidencia de la República. Exagerando el drama, si es que supiéramos que desde la Presidencia se dirige una mafia de narcotraficantes, la Constitución – tal cual está redactada – no nos da mecanismos para que los responsables rindan cuentas frente a la justicia. Hasta ahora, la única válvula de escape – que encima se ha usado mal en los últimos años – podría ser una destitución vía declaración de vacancia presidencial. Para concretar esa medida, la moción debe ser presentada y aprobada por el Congreso de la República con 87 votos.

Y, ¿qué pasa si un delincuente en el poder tiene los suficientes votos en el Congreso como para impedir dicha vacancia? Nada. Sin la voluntad de 87 congresistas, un Presidente podría disparar contra una persona y matarla, en vivo y en directo, sin sufrir consecuencias legales.

Uno dirá que esa es una exageración, y claro que lo es, pero la realidad es que tal cual está redactado el artículo 117, si al Congreso no le da la gana de ver el tema el país tendría que soportar que el delincuente termine su mandato. Ilógico como se lee, no hay un procedimiento legal que permita que un Presidente en funciones rinda cuentas ante la justicia si cometiera un delito en flagrancia. No hay.

Por supuesto que debe respetarse la voluntad popular, y las autoridades electas deberían poder cumplir el mandato para el que fueron elegidos. Sin embargo, ¿eso significa que la democracia debe actuar con ceguera? ¿Eso implica que tengamos que tolerar el delito porque “piña, pues, nos toca”?

Por ejemplo, nuestro ordenamiento legal le otorga al Presidente el poder de indultar a presos. Así, Pedro Castillo podría (“imaginémonos”, como diría Aníbal Torres) indultar a su hija si es que ella admitiera sus delitos y se acogiera a la conclusión anticipada. Obviamente esto sería un escándalo mayúsculo, pero es una figura legalmente viable. Se podría hacer, y más allá del decoro, la ética y la vergüenza, con la anuencia de un Ministro de Justicia dócil (o miembro de la misma organización criminal) se podría ejecutar.

¿Queremos decir que estas acciones son una real posibilidad? No, ese no es el punto. Lo que estamos intentando es tratar de llamar la atención sobre esta reforma urgente que el Congreso no ha querido ni pretender analizar. Este Parlamento, vergonzosamente, en las dos legislaturas pasadas ni siquiera ha intentado reformar el artículo constitucional en mención.

En otros países existen mecanismos legales de destitución, no tendríamos que inventar la pólvora en el Perú. Está la figura del juicio político, existen procedimientos en política comparada, hay formas que se podrían implementar en nuestro sistema presidencial atenuado.

Cualquier salida a la crisis, lamentablemente, tiene que – sí o sí – pasar por el Congreso. Abundando elementos de convicción que sindican al Ministro Geiner Alvarado como parte de una organización criminal, este Parlamento ni siquiera ha votado una interpelación, menos una censura. Por tanto, esperar que reaccionen y reformen este gravísimo vacío legal parece imposible. No lo harán si no se los exigimos. Nos toca hacerlo.

Es eso, o resignarnos y enseñarles a nuestros hijos que en nuestro país los delitos son premiados. No hay democracia con delincuentes en el poder.

 

Imagen: Composición Punto Medio. Foto principal tomada de https://www.apa.org/topics/forensics-law-public-safety/eyewitness-accuracy-police-lineups . Geiner Alvarado tomada de MTC. José Medina tomada de https://www.expreso.com.pe/politica/equipo-especial-pnp-detiene-a-jose-nenil-medina-alcalde-de-anguia-vinculado-a-castillo/

Más para leer

No hay coronas

No hay coronas

Resulta imperativo ser responsable y exigir investigaciones transparentes para saber por fin la verdad, caiga quien caiga.

La Señora Lunes

La Señora Lunes

“¿A qué mente brillante se le puede ocurrir que sería una buena idea poner a la presidente tirando caramelos como si fuera una piñata?”

Un pequeño PASO para las cúpulas

Un pequeño PASO para las cúpulas

“¿Por qué creemos que lo aprobado por el Congreso es nocivo para la democracia? Lo explicaremos en términos simples”