Interpelaciones y censuras que demoran

Dic 20, 2021 | ❖ Punto de Inflexión

Desde el comienzo del gobierno de Pedro Castillo, no cabe duda alguna que han existido nombramientos ministeriales polémicos, por decir lo menos. Desde el exministro Maraví, con fuertes y probados nexos pasados con Sendero Luminoso, hasta el excanciller Béjar, quien tuvo una juventud vinculada a guerrillas por ideas políticas. Eso sin contar que tuvimos de premier al congresista Guido Bellido, cuyo expertise político se ceñía a ser parte de la cúpula del partido oficialista, sí señores…eso era su mayor logro. Hoy en día, en el gabinete Vásquez tenemos a dos ministros que lograron ser interpelados tras una larga espera en el congreso peruano. No conseguían las firmas para presentar las mociones o simplemente estaban más enfocados en la vacancia presidencial, sin importarles que en algunas carteras teníamos a personas con intereses particulares ajenos al bien común del país.

 

Por un lado, tenemos al ministro MTC, Juan Silva, quien quedó en claro que su interés por la reforma del transporte y el apoyo a la ATU estaban muy lejos de sus principales prioridades de gestión. Se buscó extender los permisos para la circulación de combis y buses ¡por 10 años! Sí, el ministro prefería mantener el caos y desorden del transporte público dentro de una ciudad que colapsa en vez de brindarnos un transporte unificado, moderno, seguro y eficiente. Asimismo, aceptó negociar las cabezas de la SUTRAN y ATU. A la superintendenta de la primera entidad la pudo sacar velozmente porque su ley permitía ello; en cambio, la ley de la ATU no contempla el despido por causal de “pérdida de confianza”, por lo que la señora María Jara continúa en funciones. Lo que sorprendió fue que la votación para admitir la interpelación fue un drama dado que recibió 48 votos a favor y 57 en contra. Fue increíble haber visto que casi la mitad de los congresistas se hayan opuesto a que asista el ministro a dar explicaciones ante tan graves hechos. Afortunadamente, se necesitan los votos de solamente un tercio de los congresistas hábiles (40). Las respuestas de Silva misteriosamente convencieron a algunas bancadas y se dio a entender que no habría censura alguna, pero ciertamente un ministro que tiene estas serias discrepancias o posiciones difusas ante reformas clave no es de fiar. La congresista Susel Paredes logró hace semana y media elaborar una moción de censura, pero no se sabe con claridad si a la fecha cuenta ya o aún no con las firmas necesarias para poder presentarla por mesa de partes y que corra trámite. Ojalá las consiga y sepamos con claridad qué bancada o partidos políticos le dan la espalda a la reforma integral del transporte público en el Perú.

 

Por otro lado, se encuentra el ministro MINEDU, Carlos Gallardo, quien tiene una serie de cuestionamientos y escándalos en su sector. Como primer cuestionamiento, es un ministro que no tiene como prioridad no negociable el pronto retorno de l@s escolares a las aulas tras casi 2 años de clases remotas debido a la pandemia. Se sabe que el déficit educativo lo ha sufrido el alumnado de escuelas urbanas y rurales públicas debido a la precariedad de la digitalización en estos centros educativos. En segundo lugar, saltó el escándalo de la filtración de la prueba para los maestros del magisterio. Se dice que la hija de ministro y una congresista del oficialismo estarían vinculadas con la filtración, lo cual es un hecho incluso delictivo que debe investigarse prontamente. El ministro Gallardo, al parecer, sigue prefiriendo sus luchas sindicales particulares por encima de las necesidades de la educación escolar y universitaria en el país. En el caso de este ministro, la interpelación fue aprobada por 53 votos a favor contra 51 en contra; obteniendo 13 votos por encima del mínimo para correr trámite. El pliego interpelatorio del ministro Gallardo fue sumamente corto para tantos cuestionamientos que trae; por lo tanto, lo que correspondía era continuar con la moción de censura. El pasado viernes 17, se dio cuenta de la moción y se fijó como fecha del debate y votación este martes 21 de diciembre. Sería el primer caso en que un ministro del presidente Castillo llegue a la sesión donde se evaluaría su censura. Recordemos que Maraví, Béjar y Ayala renunciaron.

 

Sin duda, estos dos ministros están de más en el gabinete hace varias semanas y desde este espacio confiamos que sus censuras prosperarán si es que por decoro o amor al país no renuncian antes. Ahora bien, mucho se dice y exige que el presidente Castillo comparezca ante el Congreso por el sinfín de cuestionamientos que tiene y las denuncias periodísticas que han salido sobre reuniones clandestinas con gerentes de empresas y entidades que licitan con el Estado. Sin embargo, las personas al parecer desconocen la Constitución peruana, en donde queda claro que el presidente de la República no se somete ante interpelación alguna del Congreso y que únicamente puede ser acusado constitucionalmente por causales delimitadas en la carta magna. Entonces, ¿cómo podemos recibir explicaciones? Si tenemos un presidente que no es simpático ni cercano a la prensa para organizar una o dos conferencias de prensa para absolver todas las dudas que tenemos, le correspondería a la premier Mirtha Vásquez acudir al hemiciclo a dar las respuestas necesarias. No olvidemos que el premier es el responsable político ante cualquier accionar del jefe supremo. Sí…ya sé qué están pensando: “¿por qué no procede de una buena vez este congreso citando o interpelando a la premier?”

Pues la primera respuesta que uno puede traer a la mente es que los 130 se mueren de miedo ante una posible censura de la primera ministra y que conlleve a perder uno de sus dos comodines o “balas de plata” que le impidan al presidente disolver constitucionalmente al Legislativo aduciendo trabas a la gobernabilidad. ¿Contamos actualmente con un Congreso tibio y sin herramientas céleres? Parece que sí. No obstante, es urgente que los congresistas asuman las riendas de su tarea de fiscalización y ejecuten los mecanismos constitucionales que poseen para que las autoridades del Ejecutivo sean las acordes a un contexto de crisis.

 

Finalmente, no hay que dejar pasar que el ministro Carrasco, hoy en el MINDEF, tampoco es una persona idónea para ser jefe político de las FF.AA. Asimismo, la ministra del MTPE, Betssy Chávez, tiene actualmente una serie de urgentes que atender en su cartera (bonos y el análisis del aumento de la RMV), pero que, si no procede en un mediano plazo, tendrá que dar un paso al costado dado que la población espera resoluciones a estos temas.

 

Este Congreso no puede dejar durmiendo el sueño de los justos las interpelaciones y eventuales censuras que correspondan. Si tanto miedo tiene algunas bancadas ante el gobierno de Castillo, corresponde tomar las medidas constitucionales que sean las precisas en cada caso. Mucho ojo señores congresistas…mucho ojo. Estamos atentxs, hoy y siempre.

 

Foto: Fuente Congreso de la República. Tomada de https://diariocorreo.pe/politica/congreso-pleno-debatira-este-jueves-mociones-de-invitacion-a-guido-bellido-y-tres-ministros-nndc-noticia/

Más para leer

No hay coronas

No hay coronas

Resulta imperativo ser responsable y exigir investigaciones transparentes para saber por fin la verdad, caiga quien caiga.

La Señora Lunes

La Señora Lunes

“¿A qué mente brillante se le puede ocurrir que sería una buena idea poner a la presidente tirando caramelos como si fuera una piñata?”

Un pequeño PASO para las cúpulas

Un pequeño PASO para las cúpulas

“¿Por qué creemos que lo aprobado por el Congreso es nocivo para la democracia? Lo explicaremos en términos simples”