Necesitamos un Congreso a la altura

Sep 27, 2021 | ❖ Punto de Inflexión

Como ya es costumbre en la política peruana, no se puede pasar un fin de semana sin una nueva bomba mediática. En esta ocasión, el impresentable premier Bellido es nuevamente foco de atención por un tuit que publicó ayer domingo y que dice lo siguiente: “Convocamos a la empresa explotadora y comercializadora del gas de Camisea, para renegociar el reparto de utilidades a favor del Estado, caso contrario, optaremos por la recuperación o nacionalización de nuestro yacimiento” (ver: aquí). Sin duda, el tema del gas de Camisea ha sido un asunto picante desde el inicio del milenio, cuando se dio la concesión por 40 años al consorcio que lidera Pluspetrol para la exploración y explotación del gas cusqueño.

 

No obstante, ¿qué oculta el mensaje por Twitter del premier? Pues el afán de cumplir a toda costa, aun pasando por encima del marco constitucional, una promesa de campaña que era por decir lo menos descabellada en la forma de conseguirla. Lo que Perú Libre y su premier buscan desconocer es el artículo 70º de la Constitución Política del Perú que, entre otros detalles, indica: “a nadie puede privarse de su propiedad sino, exclusivamente, por causa de seguridad nacional o necesidad pública, declarada por ley, y previo pago en efectivo de indemnización justipreciada que incluya compensación por el eventual perjuicio.”. Las frases clave: declarada por ley & previo pago en efectivo de indemnización justipreciada. La primera requiere pasar por el Congreso, mientras que la segunda requiere un proceso penal en el Poder Judicial. Mucho tiempo y pocas posibilidades de lograrlo, ¿no?

Es por ello por lo que Bellido y compañía buscan hacerse de la vista gorda a lo que la Constitución dicta y con esto parte el motivo de la publicación: ¿tenemos un Congreso que pueda hacer frente a las propuestas irresponsables del gobierno? De primera impresión, lo dudo. En pocas semanas, hemos visto a un grupo de bancadas de derecha conservadora más enfocadas en formar una comisión investigadora de varios meses, disponiendo de más dinero del tesoro público, para indagar sobre los presuntos ilícitos en los comicios del presente año. Por el otro lado, la bancada oficialista que apoya cuanta medida el gobierno impulse, sin antes analizar y debatir si el sustento legal es consecuente o no con nuestro marco constitucional.

 

Es ya conocido que el Congreso se encuentra atemorizado para poder actuar con celeridad y diligencia en aras de remover a ministros que no dan la talla para el cargo, debido a las amenazas de la Cuestión de Confianza y la censura de gabinetes que pueda abrir la opción al presidente de disolver al Congreso. Lamentablemente, el Tribunal Constitucional continúa sin colocar parámetros a estas atribuciones, pero tampoco a definir qué abarca y cuándo se puede vacar a un presidente por “permanente incapacidad moral” o incluso equiparar el escenario de balance de poderes indicando que, así como no se puede disolver al Congreso en el año 5, tampoco puede vacarse a un presidente en el año 5. Se trata de darle a ambos poderes los recursos equivalentes, ¿no creen?

 

Recordemos que este jueves 30 se dará la sesión congresal donde se interpelará al ministro de trabajo, Íber Maraví, por sus claros nexos pasados con Sendero Luminoso. Muchos congresistas indican que buscan sólo cumplir con los procesos reglamentarios y que la censura es inminente. Por lo que cabe recordar qué señala el artículo 86º del Reglamento del Congreso sobre la moción de censura a un ministro. 33 firmas como mínimo; es decir, el 25% del número legal de parlamentarios, y esta será debatida no antes del cuarto ni después del décimo día tras su aprobación. Haciendo cálculos aproximados, podríamos tener que soportar entre 12 a 15 días calendario adicionales con el ministro Maraví en el cargo contados a partir del 30/09. Es por esta razón por lo que este Congreso debe estar a la altura de la gravedad del caso y  proceder con los trámites en el menor tiempo posible.

 

Un caso similar debería ocurrir con el premier Guido Bellido tras este último tuit prepotente buscando nacionalizar a como dé lugar los yacimientos gasíferos de Camisea. El presente amedrentamiento se suma a las enésimas denuncias y escándalos de acoso, misoginia, falta de respeto a la prensa, homofobia, entre otras, que Bellido cuenta. Esperemos que el Congreso actual pueda proceder en paralelo con el proceso contra el premier puesto que su permanencia en el cargo es insostenible. Eso sí, exigir que el parlamento no vacile en ejecutar los mecanismos de control que posee gracias a la Constitución. En Pasos Perdidos hay N asesores que podrán apoyar a los congresistas en la defensa ante cualquier intento de interponer Cuestión de Confianza para ejercer presión y generar un caos político.

 

Ya sabemos que tenemos un Ejecutivo poco serio y preparado para ejercer tan importantes cargos con los que este Poder cuenta, pero también tenemos claro que el Congreso actual, así como los que existieron en los últimos 30 años, es mediocre e interesado por asuntos particulares. Sin embargo, debemos exigir y estar vigilantes para que puedan ser ese escudo legal férreo que tanto necesitaremos a lo largo de los próximos 4 años 10 meses. Mientras tanto, ¡ciudadanía y prensa tenemos que estar más atentxs que nunca!

 

 

Foto: Fuente Congreso de la República. Tomada de https://mundo.sputniknews.com/20210809/congreso-de-peru-pide-convocar-a-consejo-de-estado-para-dar-mensaje-de-estabilidad-1114934363.html

Más para leer

No hay coronas

No hay coronas

Resulta imperativo ser responsable y exigir investigaciones transparentes para saber por fin la verdad, caiga quien caiga.

La Señora Lunes

La Señora Lunes

“¿A qué mente brillante se le puede ocurrir que sería una buena idea poner a la presidente tirando caramelos como si fuera una piñata?”

Un pequeño PASO para las cúpulas

Un pequeño PASO para las cúpulas

“¿Por qué creemos que lo aprobado por el Congreso es nocivo para la democracia? Lo explicaremos en términos simples”