“Es imperativo poder quitarse la venda de los ojos y darse cuenta de que como país estamos cayendo en una debacle de la que será muy difícil salir”