El velorio de nuestra democracia

Feb 2, 2023 | ◉ Puntos de Vista

Por Ricardo Gálvez del Bosque

Ya lo dijimos muchas veces, el burro con el tiempo no mejora a caballo. Así que, esperar que este Congreso, mágicamente, se comporte a la altura de las circunstancias es como pedirle aceitunas al alcornoque. No entienden, viven en una realidad paralela.

Por eso, no tomamos con sorpresa que ayer no se hayan logrado los 87 votos necesarios para adelantar las elecciones. Ni siquiera pudieron llegar a ese consenso presentando la propuesta “creativa” de convocar a elecciones complementarias (facilitando la reelección parlamentaria).

¿Excusas? Varias. La izquierda pide la cabeza de Boluarte y el desgobierno absoluto. Otros exigen la imposición de una Asamblea Constituyente a la fuerza en un período de graves crisis política y social. Algunos congresistas de derecha extrema dicen que fueron elegidos hasta el 2026 y no piensan dar un paso al costado. Ciertas bancadas hablan de que se necesitan reformas previas que no alcanzarán a realizar nunca. Encima, algunos descriteriados han querido condicionar su voto a que se vayan también las autoridades municipales y regionales que acaban de asumir el cargo hace poco más de un mes. ¡Son capaces de exigir la derogatoria de la ley de la gravedad para condicionar su voto!

Mientras tanto, el país se sigue quedando en la incertidumbre gracias a estos políticos nefastos que se niegan a ver la realidad. Que son incapaces de ver que todo se incendia gracias a ellos. Que no tienen ni una pizca de humildad ni empatía. Que deciden desalojar las pocas neuronas que los acompañan apenas entran al palacio Legislativo.

No crean que no se puede llegar a consensos, existe uno tácito y potente. El pacto firmado con sangre sería hacer oídos sordos a lo que pasa a su alrededor. En eso, la mayoría parece estar de acuerdo.

¿Qué va a pasar? ¿En qué va a terminar este drama? Nadie sabe. Todo es posible.  Incertidumbre total y absoluta. Se podrá analizar sobre las causas de esta crisis, podemos buscar dónde está la raíz del problema. Pero, lamentablemente, con las autoridades que tenemos así identifiquemos nuestros males, no hay voluntad para empezar a arreglar esta situación que aqueja al país. No les interesa. Cada uno está en su mundo. ¡Piña!

¡Qué valientes son cuando no tienen que responderle a nadie y nada les afecta directamente! ¿No? Sería interesante que todos los congresistas que han torpedeado las propuestas de adelanto electoral se presenten en alguna manifestación de protesta. Eso sí, que vayan con una pancarta que diga claramente “soy congresista y me opongo al adelanto electoral”. Lo proponemos como experimento social, para ver qué sucede. Vamos, ¡anímense!

Estamos asistiendo al velorio de nuestra precaria democracia. Muere por negligencia de nuestros legisladores.

Dicen que el hemiciclo no tiene ventanas para no escuchar el ruido del exterior. Ya nos dimos cuenta de que están sordos. Pero, ¿qué excusas tienen para su falta de criterio?

 

Foto de Rhodi Lopez en Unsplash

Más para leer

No hay coronas

No hay coronas

Resulta imperativo ser responsable y exigir investigaciones transparentes para saber por fin la verdad, caiga quien caiga.

La Señora Lunes

La Señora Lunes

“¿A qué mente brillante se le puede ocurrir que sería una buena idea poner a la presidente tirando caramelos como si fuera una piñata?”

Un pequeño PASO para las cúpulas

Un pequeño PASO para las cúpulas

“¿Por qué creemos que lo aprobado por el Congreso es nocivo para la democracia? Lo explicaremos en términos simples”