No se habla de Bruno

Abr 24, 2022 | ◉ Puntos de Vista

Por Ricardo Gálvez del Bosque

El Presidente Castillo tuvo como Secretario General de la Presidencia a Bruno Pacheco desde que inició su gestión hasta horas después de que la Fiscalía encontrara USD$ 20,000 escondidos en un clóset del baño de su despacho en Palacio de Gobierno.

Dicho funcionario fue respaldado por el Presidente aún después de que se conocieron las denuncias de dos Jefes de las Fuerzas Armadas indicando que eran presionados por el propio Castillo, por intermedio del Secretario Pacheco, para modificar los ascensos en sus instituciones castrenses. También fue respaldado luego de que se supiera que Pacheco condicionaba el nombramiento del Jefe de la SUNAT a que éste le hiciera favores tributarios a determinadas empresas amigas. Los chats están, el dinero se encontró, las presiones habrían existido. Pero nada, no pasó nada.

Cuando la Fiscalía lo intervino la primera vez, el señor dijo que no tenía su celular a la mano. ¡Qué conveniente! ¿No? Luego, a los días, se acercó al Ministerio Público a entregar su teléfono móvil. A que no adivinan…sí…¡Un teléfono nuevo y vacío! Sapazo, ¿no? El Presidente siguió actuando como si nada, con él no era, cosas de terceros, pues. Es que “no se habla de Bruno, no, no, no”.

Cuando Karelim López, la afortunada lobista y visitadora de Sarratea, empezó a cantar ante la justicia las cosas se pusieron un tanto peligrosas para Pacheco y Castillo. Según Karelim, Castillo la había llamado – desde un teléfono que Pedro Castillo habría reconocido como de su uso ante la Fiscalía – para que le dé un mensaje a Bruno Pacheco: “que esté tranquilo”. Hace unas semanas salió un video en redes en el que el propio Pacheco indicaba que iba a colaborar con la justicia, con un pequeño mensaje subliminal: que no le temblará la mano en señalar quiénes son culpables y quiénes son inocentes. Castillo entendió el mensaje, respiró más tranquilo. Aún le era leal.

Luego de eso, Bruno Pacheco se esfumó. Nadie sabía dónde estaba, ya que faltó a dos citaciones de la Fiscalía. Al poco tiempo sucedió lo que debió haber pasado hace bastante tiempo (cortesía de nuestro Sistema de Justicia al que se le escapan las tortugas) y se pidió su prisión preliminar. El susodicho en mención, junto a los sobrinos del Presidente (también involucrados en actos de corrupción) se hicieron humo. Sus abogados aparecieron en las citaciones que se les programó, uno de los sobrinos mostró su cámara encendida en una de ellas, y Pacheco brindó una entrevista televisada desde la clandestinidad. ¿Qué dijo en la entrevista? El mismo mensaje de su video anterior. Un mensaje televisado dirigido hacia un solo espectador: Pedro Castillo.

Este lunes 18, en el colmo de la desfachatez y el descaro, el ex abogado de Bruno Pacheco, William Paco Castillo, brindó declaraciones a la prensa. El mensaje tuvo la misma sutileza que tiene un hipopótamo lanzándose a una piscina. ¿Qué dijo? Aseguró que, por lealtad al presidente, Bruno Pacheco se mantiene en la clandestinidad. ¿Qué cosa? Así como lo leen.

¿Ustedes también han entendido, no? Lo traducimos. Pacheco está con orden de detención para que cumpla la prisión preventiva impuesta. El señor tiene información sobre Pedro Castillo, pero le quiere ser leal, por tanto, solicita abiertamente que la Policía manejada por el Ministro del Interior puesto por el mismo Castillo no lo atrape. Y por supuesto, que la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) que ha desmantelado y copado este régimen, tampoco se meta con él. Cero caleta. Como pasó con el caso de “Pinturita” (de “Los Dinámicos del Centro”), que lo encontraron meses después y, ¿dónde estaba oculto? En su casa. Una burla por donde se le mire.

A ver si los aliados del Gobierno, que dicen ser demócratas aún, siquiera levantan una ceja con tremendo desparpajo que se manejan en este régimen que se está pudriendo por dentro. Que Pacheco mande esos mensajes públicos es una desvergüenza, es absolutamente descarado, es una burla hacia todos los peruanos.

Sigamos, pues, sin hablar de Bruno.

 

Imagen Original: Disney. Película Encanto. Bruno Pacheco: Imagen de Panorama. Montaje PUNTO MEDIO.

Más para leer

No hay coronas

No hay coronas

Resulta imperativo ser responsable y exigir investigaciones transparentes para saber por fin la verdad, caiga quien caiga.

La Señora Lunes

La Señora Lunes

“¿A qué mente brillante se le puede ocurrir que sería una buena idea poner a la presidente tirando caramelos como si fuera una piñata?”

Un pequeño PASO para las cúpulas

Un pequeño PASO para las cúpulas

“¿Por qué creemos que lo aprobado por el Congreso es nocivo para la democracia? Lo explicaremos en términos simples”